Conozca a Costa Rica no solo un contrincante en fútbol, si no un país para ser visitado en sus próximas vacaciones

Nadie quiere quedar fuera de la Copa Mundial de Fútbol, sin embargo, solamente 32 países tienen la dicha de cada cuatro años participar de esta gran fiesta deportiva. Algunos dichosos, por supuesto, se han quedado fuera de este importante evento muy pocas veces, o inclusive nunca, pero ese no es el caso de Costa Rica.

“Los ticos”, como somos reconocidos en todo el mundo los habitantes de este hermoso país, vivimos el fútbol con la alegría y la pasión que nos caracterizan. Por eso, quedar fuera de la pasada Copa Mundial de Sudáfrica 2010, es uno de nuestros recuerdos más negros.

Hace 5 años, en noviembre de 2009, un gol de Diego Lugano puso el empate en el juego por el repechaje entre Uruguay y Costa Rica. El empate, le regaló la posibilidad al país Suramericano de hacerse presente en la mayor fiesta de fútbol. No pudimos estar en aquel entonces, pero usamos esa pasión, para clasificar a la fiesta del fútbol en Brasil.

En menos de 24 horas, Uruguay y Costa Rica se verán las caras nuevamente en Fortaleza. Una “revancha” en la que no jugará la historia sino las ganas de hacer un buen partido.
La cita dará inicio a las 16:00 hora local en el Estadio Castelao, con capacidad para 60300 espectadores.

Costa Rica es un pequeño país ubicado en Centroamérica. El 25% de su territorio está resguardado por el Sistema de Parques Nacionales y Áreas Protegidas, por lo que guarda el 5% de la biodiversidad mundial. Desde hace ya más de 65 años no cuenta con un ejército, por lo que su mayor inversión son sus escuelas y colegios. Se ha convertido en el tercer país más seguro de América Latina, y con el paso de los años, ha logrado una muy buena conectividad de vuelos desde y hasta sus dos aeropuertos internacionales: Juan Santamaría en Alajuela y Daniel Oduber en Heredia.

El Océano Pacífico y el Mar Caribe bañan sus costas, y esto lo ha convertido en un destino mundialmente reconocido por sus bellezas naturales, su abundante vida silvestre y sus paradisiacas playas de arena blanca.

Con una especialidad en hoteles boutique de servicio personalizado y una gran gama de actividades de aventura como canopy tours y expediciones de rafting, el turismo se ha convertido en su principal actividad económica.

Este país es un destino que no puede faltar en el bucketlist de los amantes de las aves, del golf y de quienes buscan un paraíso en el cual celebrar su boda o su luna de miel. Sin embargo, también es reconocido por ser una gran opción para vacaciones en familia gracias a las diferentes opciones de hoteles todo incluido y a las distintas actividades culturales de las que los niños pueden disfrutar.

Además, sus esfuerzos por un desarrollo sostenible lo han posicionado como un país líder en conservación y un importante foco de inversión extranjera.

Back to top